Coral Molina

Soy clarividente

¿Eres Clarividente? Desccubre si tienes habilidades esotéricas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Soy clarividente

Un clarividente es alguien que ha nacido con el don de la clarividencia, entendiéndose como la capacidad de percepción extrasensorial que permite a ciertas personas recibir información de eventos futuros o pasados, así como también de lugares, objetos o personas que no conocen, sin que exista ningún agente psíquico exterior. De manera explícita se refiere a la “visión de imágenes”, aunque en casos menos frecuentes también se pueden recibir mensajes auditivos de otros planos más allá del universo físico.

Resulta fácil comprender que no todos hemos nacido con este don y algunas personas, incluso, pasan toda su existencia sin saber que lo poseen. Por lo general, suele presentarse a la edad joven adulta y ocurre en forma espontánea. También muchas personas desarrollan esta capacidad a través de la meditación.

Es posible que formes parte del grupo de personas con facultades innatas para la clarividencia o que poseas una marcada inclinación para lograr desarrollarla. No obstante, para salir de dudas es importante que antes conozcas cuales son las cualidades de una clarividente y de esta forma podrás dar respuesta a interrogantes de tu existencia que te permitirán determinar si tienes este maravilloso don.

Cualidades de una Clarividente  

Como ser clarividente

Las personas que poseen habilidades sobrenaturales suelen coincidir en la valoración de atributos muy particulares para ejercer la clarividencia. Entre los aspectos a los que debes poner especial énfasis para determinar si tienes estas cualidades, se tienen los desglosados a continuación:

1.- Es posible ver los acontecimientos que van a suceder con mucha claridad. Se tiene una comprensión de sucesos o situaciones, pasadas o futuras, indistintamente de la formación cultural y el razonamiento de la persona en la cual se produce.

2.- Se cuenta con la capacidad de percibir los planos invisibles y ver cosas en ellos imposibles de percibir por aquellos que no son clarividentes. Esta es una capacidad muy singular, que se cultiva con el tiempo en la medida que el individuo se esfuerce por vivir la espiritualidad.

3.- En determinadas ocasiones se puede llegar a sentir mal estando al lado de una persona desconocida. Esto ocurre en el momento justo que se está presentando una de las características de la clarividencia, que es el poder percibir lo que la otra persona siente y recibir esta carga de energía. De igual forma también es posible sentir las emociones positivas.

4.- Muchas de las manifestaciones clarividentes acontecen durante el sueño. Si tienes el prodigio de visualizar eventos por suceder a través de los sueños, lo más probable es que poseas habilidad para la clarividencia.

5.- Es posible que se presenten estados de trance, en los cuales ocurre la conexión a un nivel extrasensorial que permite obtener información en relación con determinado evento o momento. Incluso, puede ocurrir la experiencia de conectarse con seres que han muerto y a través de estos comunicarse desde el otro plano de existencia.

6.- Gran sensibilidad para entrar en conexión con las personas y sentir el afán de dar apoyo a quienes lo necesitan. Sin duda esta es una característica muy distintiva de quienes poseen el don de la clarividencia, puesto que buscan ayudar a otros a través de sus atributos con la intención de mejorar la vida de las personas.

Descubre clarividencia

Es importante destacar que una clarividente debe aplicarse en el perfeccionamiento de sus capacidades paranormales, para gradualmente comenzar a comprender las cosas que ve y luego interpretarlas asertivamente o trabajar con alguna de ellas, ya que se requiere de entrenamiento antes de lograr ejercer el poder sobre las entidades y fuerzas existentes en los mundos invisibles.

Bien, ahora que conoces esta información sobre las características de una clarividente puedes tener un punto de referencia y evaluar cuál es tu status para calificarte como tal. Si formas parte de esta selecta cofradía, empieza a cultivar tus facultades paranormales para beneficio propio y de la humanidad.

Un Caso de Clarividencia: La visión de la Señora Titus

En el año 1898, una mujer de nombre Bertha Huse, de New Hampshire, desapareció inesperadamente sin dejar rastro alguno. Un centenar de hombres recorrieron los montes cercanos durante dos días en su búsqueda, de manera infructuosa.

A la noche siguiente, una dama llamada Titus, quien residía en una aldea vecina, sorprendió a su marido emitiendo raros sonidos mientras dormitaba luego de la cena. Al marido le costó mucho despertarla y cuando finalmente lo logró, la mujer se ofuscó y manifestó que de haberla dejado como estaba, seguramente “habría encontrado el cadáver”.

Pidió al marido que no volviese a despertarla si lograba retomar su sueño. Esa noche, según cuenta uno de los locales, el señor Titus fue despertado por los gritos de su mujer, sin embargo, esperó hasta que despertara, tal y como ella lo había indicado.

La señora Titus, durante el intervalo siguiente, aun dormida, le habló al marido en estos términos: “La señorita Huse tomó el sendero que lleva al puente; pero al cruzarlo tropezó con una madera cubierta de hielo y resbaló sobre ella, cayendo hacia atrás, quedando atrapada en la base del puente. Allí la encontrareis con la cabeza puesta en el agua. Solo podréis ver una de sus botas de goma, que se encuentra fuera de la base del puente”.

Al amanecer del día siguiente, el señor Titus reunió a un grupo de hombres a fin de explorar la zona y entre todos encontraron el cadáver, que se encontraba precisamente en la posición descrita por la señora de Titus durante su estado de trance.