Coral Molina

mandala formas

Mandala, un símbolo de sanación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

El mandala  es una figura que se ha vuelto muy popular en los últimos años. Lo hemos visto plasmado en decoraciones como cuadros, murales, manteles, tatuajes, fondos de pantalla y hasta libros para colorear, pero ¿a qué se debe que este símbolo sea tan famoso?

Chenrezig_Sand_Mandala

Origen

Los mandalas son originarios de India, estas elaboraciones son utilizadas en el hinduismo y budismo para representar macrocosmos y microcosmos desde un punto de vista totalmente espiritual.

Los budistas han utilizado esta figura principalmente para la meditación, ya que mediante la observación de las formas y tratando de conseguir un estado pleno de calma, se puede crear una conexión directa entre el hombre y la divinidad.

Significado

La palabra “mandala” viene del sánscrito y su transcripción significa “círculo” o “centro”. Cada mandala se construye alrededor de un centro que representa nuestro interior más profundo, y el círculo que lo rodea representa el mundo exterior, el entorno que nos rodea y cómo lo percibimos.

El círculo es considerado una de las figuras geométricas más sagradas de la Divinidad porque representa al cosmos, la unidad y la integridad por eso podemos encontrarlos en las religiones de todo el mundo.

Los mandalas están generalmente contenidas dentro de un círculo y están presentes en nuestra vida cotidiana aunque no nos demos cuenta. Por ejemplo, cuando cortamos una fruta, una naranja, un kiwi, podemos ver la forma de un mandala, al igual que en los anillos circulares de los árboles, las caras de los girasoles y en muchos otros elementos de la naturaleza, todos con un centro y figuras geométricas a su alrededor. Pero, sin duda, el mandala elegido por todas las culturas para representar la divinidad es el Sol, como centro de nuestro universo y a su alrededor los planetas.

meditacion sol

En algunas culturas, como la tibetana, el mandala simboliza la iluminación. Los indios americanos la usaban como espacio para llevar a cabo sus ceremonias de curación bajo el nombre de “círculo de la vida”.

Significado de las formas del mandala

Para entender mejor el poder terapéutico y sanador del mandala les dejamos el significado de algunas de las distintas formas que pueden aparecer en él:

  • Círculo: representa lo absoluto, el verdadero Yo, la perfección, el cosmos, el movimiento y el cambio.
  • Cuadrado: significa equilibrio, energía y estabilidad.
  • Triángulo: se relaciona con el agua y significa plenitud, pasión, transformación y vitalidad.
  • Cruz: se relaciona con los puntos cardinales e implica la unión de dos aspectos opuestos (vida y muerte, cielo y tierra, lo consciente y lo inconsciente), expresa la toma de decisiones.
  • Estrella: relacionada con la espiritualidad, representa imaginación, libertad y  salvación.
  • Pentágono: simboliza inteligencia y poder. Se relaciona con los elementos tierra, agua, fuego, metal y madera.
  • Corazón: representa el amor, unión, felicidad y amistad.
  • Espiral: significa vitalidad, flujo energético y curación, además de tener energías de carácter curativo.
  • Mariposa: simboliza transformación, evolución, muerte y auto renovación del alma.
  • Laberinto: es la búsqueda interior, la necesidad de encontrar el propio centro.
mandala formas significados

Significado de los colores del mandala

Los colores, además de ser expresión de la creatividad de cada quien, tienen significados más profundos, que son los siguientes:

  • Blanco: representa pureza, inocencia, simplicidad, optimismo y longevidad.
  • Negro: significa misterio, profundidad, poder, silencio, sobriedad e independencia, pero también tristeza y desánimo.
  • Azul: es sinceridad, paz, tranquilidad, serenidad, fidelidad, verdad, armonía, contemplación, progreso y libertad.
  • Verde: simboliza esperanza, equilibrio, estabilidad, rejuvenecimiento y amor por la naturaleza.
  • Amarillo: representa simpatía, optimismo, alegría, diversión, energía, felicidad, inteligencia e innovación.
  • Rosado: significa dulzura, delicadeza, amistad, gratitud, sensibilidad y calma.
  • Rojo: este color es fuerza, pasión, energía, valor, impulsividad, deseo y sensualidad, pero también ira, rabia, enfado y simboliza todo lo prohibido.
  • Morado: implica sensualidad, misticismo y poder. Además, representa espiritualidad, autoridad y manipulación.
  • Gris: simboliza paciencia, seriedad, orden y calma.
  • Naranja: representa energía, optimismo, calidez, fraternidad, vitalidad, creatividad y éxito.
  • Dorado: este color es sabiduría, lucidez, claridad, vitalidad y el grado más alto de perfección espiritual.
  • Plateado: significa capacidades psíquicas, estabilizador de las emociones fluctuantes, bienestar y capacidades extrasensoriales.

Fuente: https://www.psicoactiva.com/blog/los-mandalas-origen-significado/

mandala colores significados

¿Por qué el mandala es un símbolo de sanación?

En primer lugar, en su utilización para la meditación, el mandala puede convertirse en un reconocible punto energético que ayude a conseguir un equilibrio espiritual y a purificar su alma.

Por otro lado, el arte de crear mandalas, dibujarlas o pintarlas, se utiliza en todo el mundo como una terapia para fomentar la autoexpresión, el desarrollo espiritual y el desarrollo tanto espiritual como personal.

El psicoloanalista Carl Jung consideraba que el mandala representaba la totalidad de la persona y podía ayudar a sacar a la luz el inconsciente (centro del mandala) hacia el consciente
(círculo del mandala).

Esto significa que crear mandalas es un acto sanador y simbólico que refleja lo que somos. Los colores que utilizamos permiten a nuestro yo interior expresarse a medida que vamos trabajando en él. A través de la intuición, dejamos fluir la creatividad y con ella sacamos nuestros verdaderos sentimientos.

mandala significados

Al liberar nuestro yo interior dejamos salir todo lo que sentimos en ese momento. No se trata simplemente de hacer mandalas y terminarlas, sino del proceso de crear porque el proceso representa un momento de la vida en el que somos nosotros mismos, este es el propósito de sanación del arte del mandala.